El amor jamás reclama; da siempre. El amor tolera, jamás se irrita, nunca se venga.
 

 

Lo importante no es lo que nos ocurre, sino cómo actuamos ante ello

Por Enrique Alvarez

Aportaciones para la plasmación de la consciencia expandida y la red consciencial,

en Emilio Carrillo

http://1.bp.blogspot.com/_-xT7MahYMs0/S8Us-gP7plI/AAAAAAAAA-s/OLVvLW5lNyg/s1600/Consciencia.005.jpg

Todo, absolutamente todo lo que ocurre, nos pasa para que aprendamos/actuemos sobre ello y, solo caben, en líneas generales, dos grandes alternativas. O sientes angustia, lo rechazas, no lo quieres aceptar, sufres… con lo que aumentas esas energía, resumiendo el miedo, de la que ya tenemos bastante; o aceptas lo que ya es, lo amas, perdonas…, con lo que aportas a esa situación concreta Amor y Paz, energía de la que estamos todos muy necesitados. Esto no significa que renuncies a nada, simplemente que la energía con la que partes desde tu corazón no es la del miedo, sino la del Amor: todo parte desde tu corazón, no desde tu cabeza; entonces todo cambia, pues eres tú el origen de ese cambio. Cuanto mayor es el problema, mayor el potencial de aprendizaje que lleva consigo: aprovecharlo para ir creciendo es cuestión de cada uno.

Asistimos a seminarios, leemos libros, correos-e, artículos, vemos películas, vídeos,… sobre espiritualidad, pero eso no aumenta en nada nuestro conocimiento de la realidad. Sólo aprendemos lo que experimentamos por nosotros mismos; y la vida se encarga de ponernos las pruebas que precisamos en cada momento de nuestra evolución. Iremos creciendo, poco a poco, como seres espirituales, que es lo que realmente somos, si somos capaces de entender lo que la vida nos pone a prueba y, antes de actuar reactivamente, tenemos unos momentos para, desde nuestro interior, entender realmente que ocurre y, somos proactivos, aportando siempre Amor y Paz ante cualquier situación, por muy dramática que nos pueda parecer. También los que están en nuestro círculo, familiares, amigos, terceros,… se verán afectados por esa energía que desprendemos.

Realmente lo importante no es lo que nos ocurre, sino como actuamos ante ello. Da exactamente igual lo que la otra parte aporte, si nosotros aportamos siempre Amor, que es la fuerza mas poderosa del Universo, la otra energía no tardará en desaparecer. El miedo es solo la ausencia de Amor, al igual que la oscuridad es ausencia de luz. Sé que todo esto es mucho mas fácil decirlo que hacerlo. Pero hay centrarse en lo que cada uno respecta es decir, cuando es a uno mismo a quien toca actuar. Tú eres quien decides que vas a aportar en cada situación.

Para mi, el destino sólo existe desde el punto de vista de situaciones que debemos afrontar. Pero el cómo hacerlo, con nuestro libre albedrío consciente, depende de nosotros. Por tanto, no hay nada escrito, por lo que tenemos en nuestra mano el potencial de cambiarlo en cualquier momento y tanto a nivel personal como colectivo. Y de eso se trata en cada caso concreto, cuando nos toca a cada uno personal e íntimamente.

Aportando Paz en todas las situaciones en las que nos encontremos, contribuimos a traer el Cielo a la Tierra. Es la gran responsabilidad de todos y cada uno de los seres que vamos despertando a esta nueva realidad que ya es imparable.

Somos, cada uno, muy muy queridos. Hay mucho Amor a tu alrededor, que te apoya en todo momento. Si supieras quién camina a tu lado, no volverías a tener nunca mas miedo.

Que la Paz sea con todos y, actúes/actuemos todos, sabiamente ahora y, en adelante.

Autor: Enrique Álvarez

Fuente: Emilio Carrillo

__________________






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

En esta página encontrarás parte de mi camino, que tu sendero sea plácido.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
La violencia es el miedo a los ideales de los demás.