El amor jamás reclama; da siempre. El amor tolera, jamás se irrita, nunca se venga.
 


Las Crónicas Anunnaki I: el comienzo

por Alan Brain
Anunnaki tablilla VA 243

Ilustración sumeria en la que se aprecia al Anunnaki Enlil sentado, nótese su gran estatura.

Esta es la primera de una serie de entregas sobre la historia de los Anunnaki, quienes según Zecharia Sitchin, fueron los creadores de la vida en la Tierra. Veremos su llegada desde el planeta Nibiru, sus luchas internas, su afán por encontrar cierto tipo de metales, la construcción de sus bases espaciales, la creación del hombre y su retorno a Nibiru hace algunos miles de años.
Para facilitar la lectura del relato hemos omitido las referencias a las tablillas sumerias y nos hemos limitado a  seguir al pie de la letra la extraordinaria historia contada por Zecharia Sitchin, inspirada en su interpretación de las tablillas. Los temas irán apareciendo según el desorden en el que ordenadamente escribió Sitchin.

Las Crónicas Anunnaki I: el comienzo

En algún momento 4,000 años a.C el gran Anu gobernante del planeta Nibiru vino a la Tierra en una visita oficial.

 

No era la primera vez que Anu hacía el arduo viaje espacial. 440,000 años terrestres antes (solamente 122 años en el tiempo de Nibiru) su primer hijo Enki había guiado al primer grupo de 50 Anunnakis a la Tierra para obtener el oro con el que el séptimo planeta había sido bendecido.

En Nibiru, la naturaleza y la tecnología se habían combinado para desgastar y dañar la atmósfera del planeta. Una atmósfera necesaria no solo para respirar sino para crear en el planeta una especie de efecto invernadero y prevenir así que su calor interno se disipara. Según los científicos de Nibiru, solamente suspendiendo partículas de oro, muy alto sobre el planeta Nibiru, se podría salvar la atmósfera e impedir que Nibiru se convirtiera en un planeta congelado y sin vida.

El brillante científico Enki aterrizó sobre el golfo pérsico y estableció su base llamada Eridu. Su plan era obtener oro extrayéndolo de las aguas del golfo pero lo que se obtuvo no fue suficiente. La crisis en Nibiru empeoró.

 

Ilustración de los dioses sumerios que según Sitchin serían los Anunnaki.

Cansado de las promesas de Enki de que el proyecto tendría éxito, Anu vino a la Tierra acompañado de su otro hijo Enlil para ver lo que sucedía.

Enlil no tenía la brillantez científica de Enki pero era un excelente administrador. Alguien que no estaba fascinado con los misterios de la naturaleza pero que tomaba acciones. Y lo que había que hacer, según los estudios, era extraer el oro a través de minas en el lugar donde era más abundante, el sur de África.

Hubo discusiones, no sólo a causa del proyecto sino también a causa de la rivalidad entre los hermanos. Anu inclusive pensó en quedarse en la Tierra y dejar que uno de sus hijos gobernara Nibiru, pero la idea solo causó más discordia. Finalmente se decidió que Enki iría a África a organizar la minería y Enlil se quedaría en el EDIN (Mesopotamia) construyendo las instalaciones necesarias para refinar el metal y enviar el oro hacia Nibiru.

Y así Anu regresó al planeta de los Anunnaki. Esa fue su primera visita.

Luego vino la segunda visita a causa de una emergencia. 40 años de Nibiru después de la llegada de los primeros Annunnaki, aquellos que habían sido asignados para trabajar en las minas de oro se amotinaron.

Los Anunnaki del sur de África, supervisados por Enki, se negaron a seguir trabajando en las minas y tomaron a Enlil de rehén.

Se llamó al consejo de los dioses. Enlil insistió en que Anu viniera a la Tierra y lo presidiera para juzgar a Enki.

Anu vino y en presencia de todos los líderes reunidos, Enlil describió los acontecimientos y acusó a Enki de liderar el motín. Pero cuando los amotinados contaron su historias, Anu simpatizó con ellos. Eran hombres del espacio no mineros, y su carga laboral se había vuelto demasiado pesada.

Pero ¿no se necesitaba hacer ese trabajo? ¿Cómo sobreviviría la vida en Nibiru sin el oro de las minas?…

Síganos en la próxima entrega de las crónicas Anunnaki según Zecharia Sitchin.

Fuentes:

- Zecharia Sitchin.(2007). Book I of The Earth Chronicles. The 12th Planet. Harper Collins.
- Zecharia Sitchin. (2007). Book II of The Earth Chronicles. The Stairway to Heaven. Harper Collins.
- Zecharia Sitchin. (2007). Book III of The Earth Chronicles. The Wars of Gods and Men. Harper Collins.
- Zecharia Sitchin. (2007). Book IV of The Earth Chronicles. The Lost Realms. Harper Collins..
- Zecharia Sitchin. (2007). Book V of The Earth Chronicles. When Time Began.Harper Collins.
- Zecharia Sitchin. (2007). Book VI of The Earth Chronicles. The Cosmic Code. Harper Collins.

Historias relacionadas:






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

En esta página encontrarás parte de mi camino, que tu sendero sea plácido.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
La violencia es el miedo a los ideales de los demás.