El amor jamás reclama; da siempre. El amor tolera, jamás se irrita, nunca se venga.
 


¿De dónde venimos?

Esta ha sido siempre una pregunta que me ha consternado. A lo largo de toda mi vida. Siendo muy joven cayó en mis manos un libro que me descubrió un nuevo horizonte, “El retorno de los brujos” de (1960, L. Pauwels y J. Bergier).

La lectura del libro hizo que de repente todo diera la vuelta, lo oficial, lo científico comenzó a tambalearse en mi cerebro, lo mágico, la leyenda era visto ahora con otros ojos. Estas historias eran realmente algo más que cuentos.

Hoy vamos a rescatar de nuevo a unos brujos, son los herederos ancestrales de una cultura tribal en África, en Malí.

Pero de momento vamos a regresar a un pasado más reciente 1862. En esa fecha el astrónomo Alban Clarke descubrió por primera vez a la compañera de una estrella de leyenda, Sirio. Este astrónomo descubrió que Sirio tenía una compañera Sirio B. Más tarde se estudió que Sirio B tardaba 50,04 años en contemplar una órbita alrededor de su hermana.

Se tardaría muchos años en descubrir, que en realidad el sistema de Sírio era Triple. Cientos de años de observaciones astronómicas, de teorías matemáticas, todo un periplo científico para descubrir algo, que ya se sabía. Estaba en las leyendas.

El antropólogo Marcel Griaule pasó toda su vida recabando datos de estos brujos, cuyas tradiciones hablaban de un sistema con tres estrellas. Hablaban de la densidad de Sirio B (hoy se sabe que una cucharilla de tierra de esta estrella pesaría en la Tierra un cuarto de Tonelada. También celebraban cada 50 años el final de la rotación de Sirio B sobre Sirio A.

Todo este conocimiento formaba parte de un legado de unos “dioses” que bajaron del cielo en naves (muy parecidas a las pirámides americanas). El dios principal se llama Amma este dios creó a las primeras criaturas llamadas NOMMO, estos eran seres mitad hombre mitad pez.

Ogo fue el primer Nommo que descendió a la Tierra a bordo de un arca para sembrar la vida en la Tierra. Este desobedeció las instrucciones de Amma quién tuvo que enviar a otro Nommo para poner las cosas en orden Q. Este murió sacrificándose por todos los hombres, y resucitó con aspecto humano trayendo en su arca a los antepasados de los dioses. (A los lectores del blog esta historia sin duda les suena, Enki, Annu y las tablillas Sirias, A los egiptólogos también les suena es la historia de Osiris que fue sacrificado para traer el conocimiento a los humanos. A los cristianos esta historia también les suena, un Dios que se hizo hombre y murió sacrificado para el bien de la humanidad).

De repente, todo adquiere sentido, el pasado se une y da forma a un presente. Pero ello supone demoler los muros de la desinformación creados durante siglos. ¿Había que hacer algo para destruir una prueba tan evidente, tan sencilla? Sólo cabía una solución decir que astrónomos exploradores estuvieron en contacto con los dogones en 1925 y les informaron sobre Sirio. Luego una figura “de prestigio, afín al nuevo Orden mundial” Carl Sagan que diga que eso fue así y asunto solucionado, de nuevo se restablece la historia oficial de siempre.

Robert Temple miembro de La Sociedad Astronómica de Londres publicó el libro el misterio de Sirio. Este autor después de estudiar todos los datos, dedujo que la única hipótesis factible era un origen extraterrestre de la información. En cuanto apreció ese término “extraterrestre”, fue desprestigiado y sus opiniones quemadas en la hoguera de la desinformación.

Carl Sagan y sus secuaces, sin embargo no pudieron ocultar que además de la tradición oral, los dogones habían plasmado sus creencias en vasijas con una datación de cientos de años atrás.

Luego aparecería la alineación de las pirámides en Egipto y la diosa Isis representante de Sirio con sus dos hermanas navegando en la Barca celestial, pero eso es más de esta historia.

Todas y cada una de las leyendas de todos los lugares de la Tierra nos hablan de un conocimiento antiguo que vino del espacio y creó a los hombres.

De ahí venimos, de ellos, de los dioses que nos crearon, de los dioses que nos modificaron, de los dioses que nos utilizan, de los dioses que nos quieren dar la consciencia.

No nos olvidemos que somos su obra. Ellos son los verdaderos dueños de todo incluso de la élite de humanos empeñados en cerrarnos los ojos para que no miremos al cielo y vivamos pegados a la tierra, a su tierra y a la sociedad de esclavos desinformados.

Pero los brujos nos siguen diciendo que el futuro nos va a alcanzar. Que el hombre será liberado por fin.

De nuevo los desinformadores querrán confundirnos, asustarnos para que aceptemos su cárcel.

Están acabados, sus mentiras no se sostienen ya.

Ahora todos conocemos las leyendas y todos sabemos lo que significan.

 






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

En esta página encontrarás parte de mi camino, que tu sendero sea plácido.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
La violencia es el miedo a los ideales de los demás.