El amor jamás reclama; da siempre. El amor tolera, jamás se irrita, nunca se venga.
 


Starchild, el niño de las estrellas

 

 
Starchild
El niño de las estrellas
Para muchos se trata de un cráneo no humano. Tiene las cuencas de sus ojos muy pronunciadas, sin puente óseo y una reducida nariz. Su concavidad -que muestra pliegues y solidificaciones- es simétrica. El hueso craneal es de menor grosor, mayor dureza y tanto los occipitales como los parietales son planos... Es la calavera Starchild, una anomalía científica tal y como afirma e investigador Lloyd Pie, con quien hemos podido hablar durante su reciente visita a España...
por Francisco Contreras Gil
Revista ENIGMAS Nº 177
Es un cráneo diferente a cualquier otro. Lo halló una muchacha en 1930 en una mina abandonada en el Cañado del Cobre -a 150 km al sur del Estado de Chihuahua, en México- y desde entonces ha generado todo tipo de especulaciones y controversias ya que para muchos la calavera, descubierta de forma casual, se ha convertido en la prueba de que seres extraterrestres -ni más ni menos- nos visitaron en el pasado.
Dicha teoría está basada en las investigaciones realizadas por el psicólogo y escritor Lloyd Pie, quien desde hace una década -y con el apoyo de instituciones científicas- intenta esclarecer la naturaleza y origen del Starchild, como es conocido el cráneo supuestamente alienígena.
Lloyd Pie visitó nuestro país el pasado mes de julio para dar diferentes conferencias -dentro de los ciclos organizados por el Instituto de Radiofrecuencia Cuántica Avanzada Internacional-y contó a ENIGMAS cómo empezó la investigación, así como los últimos datos relacionados con el cráneo, delirante para unos y fascinante para otros. Esta es la historia del "niño de las estrellas...".

 
Postea tus comentarios sobre este tema
en el foro de

Estos temas y más son publicados
en la comunidad chilena
de CIENCIAS OCULTAS de


Entre conspiraciones, dioses de la antiguedad y extraterrestres

El Starchild es para Lloyd Pie la prueba irrefutable de que no sólo seres ex-traterrestres nos visitaron en el pasado y que los gobiernos y religiones manejan esa información, sino que además somos producto de una intervención alienígena. Una teoría que nació gracias a las obras que Zecharia Sitchin publicara en los años setenta -basadas en los textos sumerios y mesopotámicos en los que se hace referencia a dioses venidos de las estrellas-. Hoy, para Lloyd Pie, aquellas hipótesis que relacionaban a los dioses de la antigüedad con seres de las estrellas y la manipulación de la raza humana -que terminaron de popularizarse gracias a escritores como Erich von Daniken (Ver ENIGMAS núm. 176-, tal y como señala Alan F. Alford en su libro tos Dioses del Nuevo Milenio, son avaladas como ciertas con el Starchild.

Afirmas en tus trabajos que no está tan claro el origen de la humanidad. ¿Hubo una manipulación exterior? ¿Hay pruebas de esto?
Lo que tengo claro es que hubo una manipulación genética hace unos 20.000 años. Se puede debatir quién fue, qué o cómo ocurrió. Pero de lo que no hay duda es que hubo una manipulación.
Una de las pruebas se encuentra en el genoma humano. Si nosotros venimos supuestamente de los primates, y los primates tienen cuarenta y ocho pares de cromosomas en el ADN -veinticuatro del padre y veinticuatro de la madre-, ¿por qué los humanos tenemos cuarenta y seis -veintitrés del padre y veintitrés de la madre-? ¿Qué ha ocurrido con esos dos cromosomas?
Pues bien, dichos cromosomas no han desaparecido. El segundo y el tercer par se fusionaron. Hay científicos que afirman que ocurrió de forma natural pero lo cierto es que esto no ocurre de forma natural. Para que se dé siempre hay una intervención exterior. Tenemos otros doce cromosomas que tienen segmentos que están cortados por la parte de superior y la parte inferior. Han sido manipulados y vueltos a colocar: recolocados. Es muy difícil que la naturaleza pueda hacerlo por evolución. De los 20.000 genes que tenemos en nuestro código hay 243 que no se encuentran en ninguna otra especie de la Tierra. Así las cosas, ¿de dónde venimos?
Yo creo que hubo una intervención de seres de las estrellas. Los dioses que bajaron del cielo. Son dioses con "d" minúscula. Yo creo que vinieron aquí, intervinieron genéticamente y nos utilizaron como esclavos y sirvientes. Tendría su lógica pensar que si alguien crea un sirviente no lo haga igual de inteligente que él y nosotros tenemos un sistema un poco defectuoso. Y las pruebas de estos dioses estarían en los escritos sumerios.
 
¿Cómo se descubrió el cráneo y cómo llegó a sus manos?
Se encontró en el año 1930, en un túnel de una mina abandonada en México y lo descubrió una muchacha de 15 años de la que desconocemos su nombre. La chica descubrió dos esqueletos. El Starchild estaba en una especie de pequeña tumba más profunda que el otro y su mano salía de entre los escombros. El esqueleto de la mujer estaba abrazando al esqueleto del niño, algo que durante bastante tiempo hizo que creyéramos que se trataba de una madre sosteniendo a su hijo. La niña cogió los dos esqueletos y se los llevó a casa. Se suponía que no podía tenerlos y los escondió a la intemperie. Por esta causa, debido a las tormentas, se perdieron los restos pero se salvaron los cráneos y un maxilar que la muchacha guardó hasta que falleció, ya en los años noventa. Después pasó a manos de un matrimonio de la ciudad de El Paso que contactó conmigo.

Starchild;
Una veintena de anomalías
Para Lloyd Pie existen un total de 25 diferencias entre el Starchild y un cráneo humano anómalo o deformado. Según sus investigaciones éstas son algunas:
• El hueso tiene la mitad de espesor que el perteneciente a un humano.
• El hueso es dos a tres veces más duro en comparación con el humano.
• Su dureza se debe a dos características físicas absolutamente únicas:
- Su composición química, que es más parecida al esmalte de los dientes que a un hueso humano.
- Unas fibras -no existentes en otras especies- en el interior del hueso que parecen haber sido incorporadas.

• El hueso posee un residuo rojo en los orificios esponjosos que no existe en ninguna otra especie.
• Las cuencas de los ojos son completamente diferentes a la de los seres humanos.
• No tiene rastro de senos frontales, ni siquiera vestigios, como ocurre en los cráneos humanos.
• Tiene un pliegue a lo largo de la sutura sagital que no existe en el cráneo humano.
• No tiene el arco supercircular que se encuentra en todos los primates superiores.
• No tiene la depresión desde su arco superciliar hasta la nariz.
• Su oído interno es por lo menos dos veces mayor que el oído humano.
• No tiene el inión, que se encuentra en todos los primates.
• Su cuello es de forma ovalada, y de la mitad del tamaño y volumen que el de un ser humano.
• Su apertura para el formen magnum se desplaza hacia adelante a diferencia de los pertenecientes a seres humanos.
• Su punto de equilibrio está centrado sobre su masa física a diferencia del centro de equilibrio de los humanos.
• Los músculos de la mandíbula cubrían únicamente la mitad de la superficie del cráneo.
• Su cerebro es un tercio más grande y pesado de lo que debería de ser, en base a su tamaño.
• La gravedad debería haber empujado su cerebro sobredimensionado a través del agujero del foramen magnum.
 
¿Cuando le dieron el cráneo no pensó en ningún momento que podría tratarse de un fraude?
Cuando me lo dieron pude ver diferencias notables con un cráneo normal. Era demasiado ligero, simétrico y cada lado era perfecto tanto en su parte trasera, lateral como frontal. Por aquellos días mi principal campo de investigación eran los orígenes de la humanidad. En mi libro Todo lo que sabes es erróneo muestro que podrían existir otras prehumanidades; que existen las pruebas de que hubo un cambio radical en nuestra evolución. Cuando me lo enseñaron y me dijeron que podía ser algo no humano acepté el reto con dudas. Sé algo de calaveras, pero no era un experto en aquel momento...

Hace ahora una década comenzó la investigación del Starchild. ¿Cuál fue la reacción de los primeros científicos que lo estudiaron?
Cuando me lo entregaron en febrero de 1999, lo llevé a diferentes expertos y la mayoría de ellos no me recibieron. El ochenta por ciento de los científicos afirman que se trata de una deformidad y un veinte por ciento que es algo no humano. Cada vez que lo entregaba para ser examinado me decían que no era algo normal y que no querían trabajar con el StarcMcf.Ytodo ello debido a las críticas que los propios científicos hacen con los colegas que se involucran con todo lo que puede llevar el sello de extraterrestres. En Estados Unidos si muestras un especial interés por el mundo de los extraterrestres puedes perder tu licencia de colegiado.

¿Qué antigüedad tiene el cráneo y qué características ha encontrado que lo diferencian del resto?
Los análisis de Carbono 14 han determinado que tiene una antigüedad de 900 años. Al principio creíamos que se trataba de un niño pero tras el análisis dental hemos podido saber que se trata de un adulto ya que los dientes están muy desgastados y las raíces son muy gruesas. Además las piezas del cráneo están muy solidificadas, algo que corresponde a un adulto y no a un niño. El cráneo no se estrecha sino que se ensancha. No tiene el punto de unión en su parte trasera, entre cuello y cabeza. No tiene hueso nasal, ni rastro o vestigios de senos como en un cráneo humano. La cavidad de sus ojos no están profunda; es más delgado y más duro que el de un humano, al menos de una dureza dos a tres veces mayor que la de un cráneo normal y esa resistencia se debe a un entramado de extrañas fibras que hay en el interior del hueso que no existen en ninguna especie en la Tierra.

 
Afirma que los análisis del cráneo han arrojado datos sorprendentes. ¿Cuál es su composición? ¿Qué son el residuo rojo y las microfibras que han hallado tanto en los agujeros esponjosos como en el hueso?
Los análisis han confirmado una composición distinta a la de un hueso humano. El hueso, en su corte transversal, presenta agujeros esponjosos con un residuo de color rojo dentro de la matriz del hueso craneal. No se trata de sangre coagulada y ha sido inmune a la acción bacteriana. De momento no sabemos de qué se trata. También hemos hallado unas extrañas fibras. Por el momento se ha descartado que sea tejido capilar y muestran una especial resistencia a la corrosión y descomposición.
A pesarde las innumerables trabas que Lloyd Pie afirma haber tenido que salvar a lo largo de la pasada década por parte de la comunicad científica para el estudio del Starchild, lo cierto es que ha contado con la colaboración de empresas especializadas en genética como Trace Genetics, Instituto Roya/ Holloway de Londres y genetistas como el doctor Keim Paid, además de especialistas en química, neuro-ciencia y craneofisiología como el doctor Sweet de la Universíty of Brítísh Columbia de Vancouver, en Canadá.
 
¿Cuáles han sido los resultados de las pruebas de AON llevadas a cabo en el Starchilct? ¿Quién ha realizado los análisis?
Empezamos las pruebas de ADN en 2003. Recuperamos parte del ADN nuclear y las muestras dieron como resultado que el cráneo era mitad humano y mitad no humano. Por lo menos no se ha encontrado un ADN similar en el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos. Queremos seguir obteniendo datos y ahora nuestra intención es recuperar el genoma entero. Las últimas pruebas, cuyos resultados hemos obtenido a lo largo del pasado mes de enero, las ha realizado un reputado genetista americano, pero tenemos un contrato de confidencialidad. Esta es la razón por la que no te puedo dar su nombre. No quiere tener problemas en su puesto de trabajo. Te puedo decir que es un alto cargo de un laboratorio genético; y te puedo dar su nombre si me firmas un contrato de confidencialidad.

A lo largo de estos años han sido muchos los científicos que le han dicho que se trata de una deformidad, pero descartan la posibilidad de que todas estas "peculiaridades" sean malformaciones congénitas ¿Qué evidencias existen de que no estamos ante un caso de, por ejemplo, hidrocefalia, envejecímiento precoz o deformación craneal propia de las prácticas indígenas de la zona donde fue hallado?
En la pruebas de rayosXde un cráneo que sufra hidrocefalia se puede ver cómo la capa ósea se ha inflado debido a la presión del fluido cerebral y no se observan fisuras o pliegues. Por el contrario, en los exámenes realizados en el Starchild se observa simetría y presenta pliegues y fisuras. Tampoco se puede afirmar que se trata de una deformación provocada por muchas culturas indígenas aborigénes -que ataban la cabeza de sus niños a una madera para llevarlos a su espalda- ya que no se encuentra la protuberancia habitual. De hecho, el cráneo de la mujer que se encontró junto al Starchild, comprobado genéticamente que se trata de una nativa americana, sí presenta dicha deformidad.

 
Ha venido a España para conseguir inversores y a difundir la existencia de un supuesto misterio para la ciencia. Cuando consiga los fondos para terminar la investigación -y con ello avalar que el Starchild es un cráneo no humano-, ¿creé que se darán a conocer los resultados? ¿Cuál sena la repercusión de un descubrimiento de estas características?
Ahora los gobiernos y las religiones no quieren que se tenga conocimiento de la verdad. Hace falta que "algo" deje salir esa verdad. Pensamos que el Starchild nos va dar la oportunidad. Es la prueba que cambiaría la historia y nuestra percepción de quiénes somos y de dónde venimos. Cambiaría la religión y los gobiernos. Sabiendo todo esto podemos caminar hacia el futuro.
Si nosotros concluimos que somos una especie creada por inteligencias extrate-rrestres y que formamos parte de una realidad más amplia que nos trasciende podemos caminar hacia el futuro pero no podemos asumirlo hasta que superemos todas las barreras. Este cráneo podría demostrar que no somos el ser supremo del Universo y eso es algo que lo oficialmente correcto no quiere cambiar, posiblemente para seguirteniendo a todo el mundo controlado y sirviendo a sus intereses.

Sobre estas líneas nuestro compañero Francisco Contreras con el investigador norteamericano Lloyd Pie, "custodio" del polémico cráneo.

Y en esta labor para la que cree que ha sido elegido, ¿piensa que la humanidad está preparada para saber todo esto?
Es lo que todos nos preguntamos. La mayoría de la gente estaría preparada para recibir una noticia así. Nuestra vida seguiría igual pero habría un impacto en los líderes políticos y religiosos, en el poder...
Fuera como fuese lo cierto es que, ante la réplica del cráneo Starchild -ya que el original esta guardado en la caja fuerte de un banco de Texas- surgen muchas preguntas y dudas.
Pendientes de un último análisis -para el que Lloyd Pie intenta recaudar fondos en sus conferencias, la última organizada por el Instituto de Radiofrecuencia Cuántica Avanzada Internacional en Alicante-, sin la total transparencia de los estudios y resultados de los mismos, el Starchild se muestra como un gran delirio o un reto desafiante.¿Se trata de una anomalía científica? ¿Es un fraude? ¿Estamos ante la prueba de la existencia extraterrestre y de un contacto con seres humanos en el pasado?
El Starchild alberga una historia controvertida y polémica capaz de despertar todo tipo de emociones y pasiones. Una calavera que parece ser no humana en la que muchas personas afirman haber hallado respuestas a los trascendentes interrogantes de dónde venimos, a dónde vamos y quiénes somos... Quién sabe si, mostrando una opinión libre de corsés, nos estamos acercando a la verdad. De momento nuestro deber, y en vista de la ocultación de información "con la idea de salvaguardar la identidad de los participantes en el proyecto para que no sufran represalias", lo coherente es abrir una prudente cuarentena respecto a este caso, y aguardar a que Lloyd Pie, si es que las tiene, vaya mostrando las pruebas, y cerrando las bocas... La nuestra será la primera.

 





Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

En esta página encontrarás parte de mi camino, que tu sendero sea plácido.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
La violencia es el miedo a los ideales de los demás.