El amor jamás reclama; da siempre. El amor tolera, jamás se irrita, nunca se venga.
 


Tormentas solares: más ciencia detrás del 2012

por Alan Brain
Tormentas solares 2012

¿Cuál es la diferencia entre las "tormentas solares" y las "manchas solares"? (Foto por NASA)

¿Qué son las tormentas solares? ¿cómo se originan? ¿qué más sucede en el Sol que puede afectar a la Tierra y a sus habitantes?

El Sol es una estrella que como millones de otras en el Universo, produce cantidades inmensas de energía. En un segundo, nuestro Sol produce energía suficiente para satisfacer las demandas energéticas de los Estados Unidos de Norteamérica por los próximos nueve millones de años. Esa energía se genera gracias a la fusión nuclear que se da en el interior del Sol, donde átomos de hidrógeno se transforman en helio.

Si bien nuestro planeta orbita a más de 150 millones de kilómetros del Sol, los procesos de fusión nuclear solares como los “destellos solares’” también denominados “tormentas solares” afectan nuestras vidas.

 

Una “mancha solar” es una zona de la superficie solar donde un fuerte campo magnético ha producido una reducción de la temperatura promedio de 6,000 °C a 2,700 – 4,200 °C , ésta región aparece como una mancha oscura en la superficie solar. Las “manchas solares” pueden permanecer por días o semanas y algunas son tan grandes que se pueden ver desde la Tierra sin la ayuda de un telescopio.

Los “destellos solares” o “tormentas solares” son una intensa explosión o emanación temporal de energía que puede durar entre minutos y horas.

Las tormentas solares ocurren en regiones activas alrededor de las manchas solares, donde campos magnéticos intensos penetran las capas solares externas del Sol uniéndolas con el interior y provocando una reacción. Estos destellos son los eventos explosivos más grandes del Sistema Solar, algunos tienen la energía equivalente a 40 billones de bombas atómicas del tamaño de la que se lanzó sobre Hiroshima.

 

Tormentas solares 2012

Los “destellos solares” actúan en todo el espectro electromagnético, desde rayos gamma, luz visible, hasta ondas de radio, y por eso algunos se pueden apreciar a simple vista. Cuando decimos que una “tormenta solar” podría afectar a la Tierra en el 2012, no es que una de estas explosiones se acercará a nuestro planeta. (Foto por NASA)

¿Cómo llegan las tormentas solares a nuestro planeta?

Treinta minutos después de un destello solar de gran magnitud, la Tierra es bañada por partículas solares energizadas que, entre otras cosas, pueden producir un aumento significativo en la radiación. En octubre de 1989 se registró una serie de tormentas solares  muy fuertes, si en ese momento un astronauta terrestre hubiera estado en la superficie de la Luna fuera de su nave, este habría muerto a causa de la radiación producida por las partículas solares.

Algunos días después de un destello solar, una nube de materia y campo magnético solar llega a la Tierra, golpeando parte de nuestra atmósfera y creando una tormenta geomagnética terrestre. Las “auroras boreales” son la manifestación visual más benigna de estas tormentas geomagnéticas provocadas por actividad solar.

La Administración de Aviación norteamericana, así como otras en el mundo, reciben rutinariamente alertas sobre las tormentas solares pues conocen los problemas de comunicación de radio que pueden crear. Los sistemas de navegación utilizados por aviones y barcos alrededor del planeta, como el LORAN y el OMEGA o el GPS, pueden errar por varios kilómetros en una tormenta geomagnética o en momentos de alta actividad solar.

Los satélites también se ven afectados por las tormentas solares geomagnéticas. En Marzo de 1989, durante una fuerte tormenta geomagnética, cuatro satélites fueron puestos fuera de servicio por una semana.

Cuando un campo magnético se mueve cerca de un cable, se induce una corriente eléctrica en el cable. Durante una tormenta geomagnética los campos magnéticos inducen corriente eléctrica en las largas líneas de transmisión que utilizan las compañías eléctricas generando problemas. En Marzo de 1989, en Quebec, seis millones de abonados quedaron sin luz por 9 horas como consecuencia de una tormenta geomagnética inmensa. Esta tormenta de 1989 solo es una pequeña muestra de lo que los “destellos solares” previstos para el 2012 por el informe de la NSA podrían producir.

En 1610, Galileo Galilei descubrió las manchas solares, desde ese entonces hemos avanzado mucho en su identificación e interpretación. A través de la observación de estas manchas hemos logrado determinar los ciclos solares de actividad magnética.
 

Desde el año 1755 cuando se empezó con el registro detallado de estas manchas en la superficie solar, hemos tenido 23 ciclos magnéticos solares. Hoy, estamos a mitad de camino dentro del ciclo 24. Aunque los científicos conocen que la primera mitad de los ciclos solares magnéticos presenta siempre menos actividad solar, ya deberiamos haber tenido algunas “tormentas solares” de magnitud significativa. Por ahora, las predicciones sobre los gigantescas “tormentas solares” que ocurrirán en la segunda mitad del ciclo 24 (en algún momento entre el final del 2012 y el inicio del 2013) no parece muy acertadas. El último “destello solar” calificado como clase X, es decir de esos que pueden afectar al planeta Tierra, ocurrió en Febrero del 2011. Este ciclo se encuentra aún en observacion pues no está presentando la cantidad de tormentas solares que se esperaba. Sin embargo, como vemos día tras día, es imposible predecir el comportamiento de la naturaleza, y mas aún, de algo tan complejo como nuestra estrella solar.

Fuentes: NASA

http://losdivulgadores.com/2011/08/mas-ciencia-detras-del-2012/

Historias relacionadas






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

En esta página encontrarás parte de mi camino, que tu sendero sea plácido.




=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
La violencia es el miedo a los ideales de los demás.